asesoria@asesorialamarina.es 965 089 909 / 675 555 360
Asesoría Jurídica

Asesoramiento jurídico a su disposición

Desde la Asesoría la Marina ponemos a su disposición un servicio jurídico integral que resolverá cualquier problema que le surja.

Asesoría La Marina se encarga de brindar la información jurídica a quien necesite de ello para la resolución de asuntos que tienen que ver con la aplicación de las leyes, normativas y reglamentos en cualquier materia  del  Derecho.
El servicio de Consultoría Jurídica tiene como objeto el asesoramiento en materia legal  en cualquiera de las ramas del Derecho para ayudar a dilucidar y resolver asuntos muy complicados por el carácter de subordinación y dependencia que ejercen unas leyes sobre otras, la gran magnitud de disposiciones legales acorde al acelerado régimen de cambio que se produce en las actuales relaciones sociales en cualquier parte del mundo.
El entramado y enmarañado mundo de normas que rigen la vida en la sociedad civil moderna hacen en extremo necesario la Asesoría Legal.

  • Asesora en la constitución, gestión y disolución de cualquier tipo de sociedad mercantil o civil.

  • Defiende los intereses de nuestra empresa en todo tipo de procedimientos judiciales.

  • Estudia y resuelve los problemas legales relacionados con la empresa, sus contratos, convenios y normas legales.

  • Emite informes jurídicos sobre las distintas áreas de la empresa.

  • Negocia y redacta contratos.

  • Asesora a nuestra empresa en materia fiscal, preparando todo tipo de declaraciones y obligaciones fiscales y tributarias.

  • Asesora en torno a la gestión de derechos en materia de propiedad intelectual e industrial.

  • Interviene en todo tipo de negociaciones laborales.

  • Asesora en materia de derecho empresarial

El letrado/a de La Asesoría tiene como papel principal garantizar el cumplimiento de la legalidad en las operaciones de nuestro negocio y es clave en cualquier estrategia empresarial.

No esperes más y contacta ahora con nosotros

Contactar

El Letrado/a  basa su trabajo en torno a tres procesos; planificación, control y asesoramiento y defensa.
La planificación permitirá un adecuado análisis de la situación jurídica a medio plazo y un estudio de las mejores alternativas a adoptar. Supone un ejercicio de reflexión acerca de qué necesita o qué puede optimizar la empresa desde el punto de vista legal.
El control legal implica determinar las acciones que eviten los riesgos. Tiene un marcado carácter preventivo y mediante ciertos protocolos se establece el modo de proceder ante situaciones específicas.
En el proceso de asesoramiento y defensa, el asesor jurídico se enfrentará a la resolución de las consultas y dudas que aparezcan en el día a día, ofreciendo defensa legal a nuestra empresa y defendiendo los intereses de la compañía respecto a reclamaciones o demandas en procedimientos judiciales o extrajudiciales.
La asesoría jurídica en la empresa es conveniente para cualquier tipo de negocio. Debe identificarse con los problemas propios de la actividad, involucrándose permanentemente en su día a día contribuyendo activamente al negocio con las mejores fórmulas jurídicas.
El asesor jurídico debe establecer los mecanismos de control que alerten sobre los posibles incumplimientos en los que pueda incurrir la empresa. Incumplimientos que se previenen asesorando sobre los riesgos en materia legal en los que pueda caer la empresa.
Los continuos cambios legislativos sitúan al asesor jurídico como una figura vital en la empresa, porque nos informará continuamente de las modificaciones y de cómo éstas nos afectan. El asesor jurídico en la empresa facilitará nuestro trabajo, orientará las acciones que desarrollemos en el marco legal adecuado y evitará que tengamos que enfrentarnos a situaciones negativas.

X