asesoria@asesorialamarina.es 965 089 909 / 675 555 360
¿Cómo se consigue ser una marca conocida sin hacer publicidad?

La publicidad es una de las primeras opciones para una empresa que quiere lanzarse y darse a conocer en el mercado. Algunas tan reconocidas como El Corte Inglés, Procter&Gamble o L’Óreal España encabezan los tres primeros puestos de inversión publicitaria en España, según el Informe de InfoAdex 2016 con datos relativos a 2015.

Según el mismo documento, la inversión publicitaria va creciendo, sobre todo en los dos últimos años, tras haberse desplomado durante la crisis. En concreto, aumentó un 4,7% en 2015, respecto al año anterior, con una inversión real estimada de unos 11.742,2 millones de euros, y 2016 podría cerrar con un crecimiento en torno al 5%.

En cuanto a los medios convencionales (cine, diarios, dominicales, radio, televisión, revistas, exteriores…), la tasa de crecimiento de 2015 fue del 7,5%, pasando de los 4.665,9 millones de euros registrados en 2014 a los 5.016,7 millones en 2015. El informe señala que el porcentaje que obtuvieron estos canales sobre el total del mercado en 2015 fue del 42,7%, 1,1 puntos superior al año anterior.

InfoAdex 2016 recoge también que los medios no convencionales (patrocinios, mecenazgos, márketing social, RSC, anuarios, guías, buzoneo, catálogos, ferias y exposiciones…) representaron en 2015 el 57,3% de la inversión total, con 6.725,5 millones de euros investidos en 2015, lo que supone un 2,8% más que los 6.545,2 millones registrados en 2014.

El porcentaje de presupuesto que una empresa invierte en publicidad -que varía según diversos factores como la saturación publicitaria y el margen de beneficio- no superaría el 15%.

Sin embargo, existen empresas que se descuelgan de este canal convencional y eluden la publicidad. Inditex, Mercadona, New Balance (que decidió dejar de publicitarse en 2009), Starbucks (no hace publicidad tradicional) e incluso la cadena de comida rápida americana Five Guys son algunas de ellas. Su principal estrategia es darle protagonismo al consumidor, creando así una experiencia de marca inigualable.

Estas empresas apuestan por el boca a oreja como fórmula infalible de publicidad. Todas ellas coinciden en que el secreto de triunfar sin publicidad está en elegir una situación estratégica para poder llegar al mayor público posible, invertir en la calidad del producto ofrecido y realizar un buen plan de comunicación.

Desde la agencia Prisma sostienen que este tipo de empresas no invierten en publicidad porque consideran que por sí mismas “son grandes ideas” sencillas y simples “que hacen vibrar a la gente. Las personas vemos y reconocemos las ideas, no los anuncios”. Además, señalan las mismas fuentes, hay ocasiones en las que la promesa de marca se ve defraudada por la experiencia de compra, “algo que ni en Zara ni en Mercadona sucede”.

Inditex se ha convertido en una gran multinacional sin ayuda de la publicidad. Decidió reforzar su identidad de marca con valores como la elegancia y la modernidad, además de cuidar la decoración de sus escaparates e interiores de sus edificios. Amancio Ortega, su fundador, ha reconocido en numerosas ocasiones a los medios de comunicación que no hace publicidad en los medios de comunicación masivos, sino que invierte en la ubicación.

La cadena de hamburgueserías Five Guys, recién aterrizada en la Gran Vía madrileña, desde su creación en 1986, ha apostado por la peculiar filosofía del boca a oreja, ya que, como comenta Daniel Agromayor, el Head de Five Guys España, “la idea es que entren tres, prueben nuestra hamburguesa y estos tres te lo cuenten”. El consejero delegado, John Eckbert, asegura que basan la esencia de su cadena de restaurantes en “ofrecer el mejor producto al cliente con los mejores ingredientes” sin depender de la publicidad. Esto permite, añade, “ganar una clientela fiel”.

En el caso de la marca de zapatillas deportivas New Balance, en vez de dedicar una inversión en anuncios de televisión o impresos, se vuelcan en estrategias alternativas de comunicación, como reforzar su presencia en puntos de venta o utilizar eventos para reforzar las relaciones con sus clientes y, por supuesto, cuidan la calidad de su producto.

Otras empresas como Starbucks, una de las mayores franquicias de café con miles de sucursales en todo el mundo, hace márketing sensorial, es decir, venden experiencias, emociones y sensaciones en sus propias tiendas. El aroma a café, la música ambiental, las muchas combinaciones posibles para personalizarlo o el nombre escrito en el vaso hacen que esta cafetería no tenga clientes sino “fanáticos de su marca”. Todo esto fue idea de Howard Schultz, consejero delegado de la compañía y anterior director de Márketing

Fuente: http://www.elmundo.es/

Leave a Comment

X