asesoria@asesorialamarina.es 965 089 909 / 675 555 360
La estela del plan PIVE da un impulso al mercado

El final del Plan PIVE en julio no ha provocado aparentemente ninguna resaca en agosto, el mejor desde 2007 en las matriculaciones de automóviles y con un aumento del 14,6%. Además, las ventas mantienen su buena salud, con un crecimiento superior a la media del año en los tres canales. Los de empresas y particulares suben un 15,8% y un 12,5%, respectivamente. Y el de rent a carvuelve a confirmar el excelente año turístico y se dispara un 48,3%, aunque con un volumen mínimo y acorde a una temporada en plena ebullición.

LAS CLAVES

» Los SUV, imparables. Las ventas de los todoterrenos o SUV, se han disparado en agosto un 44% frente al mismo mes de 2015. Pero lo más llamativo es que el crecimiento se acelera. Mientras las matriculaciones de estos modelos han subido un 30% en lo que va de año y suponen el 21% del mercado total, en agosto lo hicieron más de un 44% copando ya el 25% de las ventas. Uno de cada cuatro coches vendidos en España ya es un SUV.

» Los daños colaterales del éxito. La escalada de los SUV está provocando un auténtico terremoto en el reparto de ventas entre categorías, con los monovolúmenes y berlinas como principales afectados. Pero utilitarios y familiares compactos tipo Golf serán las próximas víctimas a medida que se generalice la llegada de SUV pequeños como el Nissan Juke.

» La ofensiva de las marcas ‘premium’. Las consecuencias del fenómeno SUV se extienden a las marcas ‘premium’, que han tenido siempre a las berlinas y grandes berlinas como corazón de su negocio y ahora deben afrontar su decadencia. Y está revolucionando su política comercial: para compensar la caída de ventas de estos modelos, aplican descuentos agresivos en los SUV, buscando no perder cuota de mercado. Esta política está aumentando aun más la competencia, porque acerca los precios a los de las marcas situadas en el escalón inferior, como VW, Volvo y otras.

La estela del plan PIVE da un impulso al mercado

Sin embargo, estos buenos resultados no deben ocultar ciertas incertidumbres, porque incluyen todavía algunas matriculaciones dentro del PIVE que se vendieron a finales de julio, pero se han ido entregando a principios de agosto. Y las dudas llegan porque el mercado se comportó mejor en la primera quincena que en la segunda, justo al revés de lo habitual. Así que habrá que esperar a septiembre para valorar el efecto real del fin de los incentivos. Otro detalle que refleja la prolongación del efecto del PIVE a los resultados de agosto es el rankingde los modelos más vendidos a particulares, que sigue encabezado por el Dacia Sandero (1.441 unidades), el más beneficiado por las ayudas al tener las tarifas más asequibles.

El final de los incentivos permitirá tener también en septiembre una fotografía más real del mercado español, ya sin la distorsión que provocan estos estímulos que solo disfrutan una parte de los modelos en venta. A modo de anticipo, la clasificación de las marcas con mayores porcentajes de vehículos vendidos con Plan PIVE la encabeza Dacia, seguida de Renault, Peugeot, Opel y Citroën, y con Seat, Kia y Ford a cierta distancia. Todas ellas serán las principales candidatas a acusar el fin de las ayudas, que en cambio beneficiará a otras con menos modelos subvencionables, como VW, y a los fabricantes más exclusivos.

La estela del plan PIVE da un impulso al mercado

VW recupera el liderato de ventas en agosto, el mes con menos volumen del año, apoyada en la caída de las entregas a rent a car, uno de los filones de Opel. Renault es segunda, y detrás, pero a apenas un centenar de unidades, se sitúan la filial europea de General Motors y Peugeot. La sorpresa es el quinto puesto de Toyota, que siempre logra buenos resultados este mes, y precede a Hyundai y Seat. Pero en la clasificación anual Opel mantiene un liderato sólido. Ha cedido casi 600 unidades a VW, pero disfruta un margen de casi 4.600 coches, insalvable a final de año.

EL RETORNO DE VOLKSWAGEN

La marca alemana ha recuperado en agosto el liderato de ventas en España, algo que solo había logrado en abril de este año y en septiembre del pasado, justocuando se destapó el Dieselgate.

Una de las claves ha sido la caída de las entregas a compañías de alquiler, habitual al inicio de la temporada turística: “Eso explica parte del éxito, porque al contrario que otras marcas y por estrategia del grupo VW, no primamos el canal de rent a car: este año llevamos vendidos 1.000 coches menos que el pasado. Pero también hemos hecho un buen mes en venas a compañías de renting, lo que confirma la confianza de las grandes empresas en la marca. Y tanto los dos monovolúmenes, Touran (+267%) y Sharan (+182%), como el Tiguan (+24%), se han comportado muy bien” asegura Laura Ros, directora general de VW en España.

embargo, la mejora no parece suficiente para repetir el liderato de 2015 a finales de este año: “Con el cambio de modelo del Tiguan estuvimos casi seis meses sin coches y solo ahora estamos alcanzando la velocidad de crucero en las entregas (979 en agosto). Además. el tirón de los SUV pequeños, donde aún no estamos, tampoco nos beneficia”.

 

Fuente: economia.elpais.com

X