asesoria@asesorialamarina.es 965 089 909 / 675 555 360
Olivas ecológicas con premio

El oro líquido del que hablaba Homero tiene un buen referente en la almazara cordobesa Sucesores de Hermanos López y en la nutrida vitrina de trofeos que acumula la empresa. Hace tan solo unas semanas, su marca Morellana recibió el galardón al mejor aceite de oliva virgen extra ecológico del mundo (y el tercero en general) en los premios World’s Best Olive Oils. Pero no fue el único. También se colgó dos medallas de oro en la categoría de frutado intenso, una de ellas otorgada por el Consejo Oleícola Internacional.

“La clave del éxito es trabajar y defender tu identidad”, explica el responsable de producción y portavoz, Alberto del Moral. Con una producción anual de unos 500.000 kilogramos de aceite, esta almazara familiar factura 1,2 millones de euros y exporta a países como Japón, Alemania o Estados Unidos.

Parte de la identidad de Sucesores de Hermanos López (y la gran responsable de sus éxitos) no es otra que la aceituna picuda, una variedad autóctona del parque natural de las Sierras Subbéticas (Córdoba). “Hace unos 10 años decidimos apostar por esta variedad. Además de porque ofrece un aceite excelente, porque nos parecía interesante vender algo que solo se produce aquí, ofrecer un producto casi exclusivo”, explica Del Moral. “El principal problema es que es menos rentable. Muchos agricultores de la zona han optado por sustituir esta variedad por otra, pero creemos que eso es arrancar nuestra identidad”, agrega.

Precisamente, la picuda fue la elegida por esta empresa con más de 170 años de historia para dar el salto a lo ecológico. “Tras entrar en Alemania, nos dimos cuenta que, pese a la calidad de nuestro aceite, las ventas no empezaban a despegar. Tras hablarlo con nuestros distribuidores y con otros expertos, llegamos a la conclusión de que si queríamos hacer algo en el mercado alemán debíamos pasarnos al aceite ecológico”, apunta el portavoz.

ACEITE OLÍMPICO

EL PRODUCTO ESPAÑOL FUE LA BASE DE LOS PLATOS CONSUMIDOS POR LOS ATLETAS EN RÍO

El aceite de oliva virgen extra es uno de los productos recomendados para una dieta equilibrada. También en la de los deportistas. Conscientes de ello, los chefs de la Casa de España de Río de Janeiro cocinaron durante los Juegos para los atletas olímpicos y los visitantes con productos de la Denominación de Origen Baena. Exactamente con 200 litros que viajaron desde el sur de Córdoba. “En España se le hace muy poquito caso al aceite. El haber logrado esta promoción es todo un éxito”, explica el secretario de Consejo Regulador de esta denominación, José Manuel Bajo.

Con una producción que el año pasado alcanzó las 42 millones de kilos de aceite, Bajo resalta que esta denominación es la de mayor volumen comercializado del mundo. Según los datos del consejo, la superficie inscrita es de 60.000 hectáreas de olivar que producen, según la campaña, entre 150 y 300 millones de kilogramos de aceituna. Su facturación: entre los 100 y 120 millones de euros. “La pasada campaña fue media en cuanto a producción, pero excelente en calidad, principalmente por la favorable climatología y por la apuesta de los agricultores por la calidad”, señala el responsable. Este año prevé resultados similares.

Entre las peculiaridades de la denominación, Bajo resalta que se trata de la zona oleícola más diversificada (o, como se dice, plurivarietal) del mundo. “Además de las variedades más conocidas como la picuda, la picual o la hojiblanca tenemos otras 20”, apunta el secretario, quien cifra en un 22% la superficie, “no homogénea”, ocupada por la picuda, la variedad autóctona.

Dicho y hecho. Desde hace cinco años, Sucesores de Hermanos López trabaja para adaptar su producción a las exigencias “verdes”. “No es algo que se consiga de la noche a la mañana, hay que echarle su tiempo. Lo más importante en esta transformación son los tres años de conversión para que el olivo se limpie y elimine cualquier rastro de producto químico”, señala el responsable. “El año pasado ya tuvimos la primera cosecha de picuda ecológica y hace dos semanas pusimos a la venta la de hojiblanca. Si todo marcha según lo previsto, el año que viene también sacaremos el picual ecológico”, prevé Del Moral. Su objetivo es ir aumentando progresivamente este tipo de producción, que en estos momentos representa un 20%. “Aunque en el mercado el aceite ecológico es un 25% más caro, esa aparente ventaja se esfuma si tenemos en cuenta que estos cultivos merman la producción entre un 40% o 50%”, señala.

Sus principales clientes en el extranjero son Japón y Alemania. “Japón es un mercado muy exigente, allí lo ecológico se mira mucho y están muy atentos a la alimentación. Tienen un poder adquisitivo mayor y por eso no les importa pagar más por un producto que es súper sano”, señala el director comercial, Marco Molinari. “Eso sí, hay otros muchos países, España el primero, que no le hacen caso a lo ecológico”, añade. Creen que sus mayores competidores no son otras empresas sino otras grasas. “El aceite de oliva representa solo el 3% del consumo de grasas en el mundo. Si eres optimista, puedes pensar que tienes mucho territorio por conquistar, pero el principal problema es que la mayoría de países opta por sus aceites; ya sea de girasol, de palma… Nuestro reto es quitarle clientes a las otras grasas”, desafía.

De las 500.000 toneladas de aceite que produce anualmente, Sucesores de Hermanos López exporta casi un 20% a Japón, China, EE UU y los países de la Unión Europea. “Ahora estamos trabajando para entrar en Brasil”, señala Molinari.

170 AÑOS DE HISTORIA

Historia. Nacida hace más de 170 años, además de al olivar, la empresa se ha dedicado a la ganadería, al cereal y a la viña hasta hace unos años. En las últimas tres décadas ha duplicado su producción de 500 a 700 hectáreas.

Proyectos. Esta almazara cordobesa trabaja en el progresivo aumento de la producción ecológica en sus tres variedades: picuda, hojiblanca y picual. Tras entrar en el mercado europeo, asiático y estadounidense, ahora trabaja para vender en Brasil.

 

Fuente:  economia.elpais.com

X